Página dedicada a Fisioterapeutas y Estudiantes del Área.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 21 de abril de 2012

Activación Tónico Postural: Ejercicios Estabilidad Lumbopélvica-CORE

La Activación Tónico Postural Equilibrada (ATPE), se define como aquella actitud que, englobando todos los parámetros referentes al tono muscular, postura y colocación corporal (segmentaría y global ) equilibrada (entendido como máxima estabilidad y distribución de fuerzas y apoyos), son adecuados para el mantenimiento de la salud estructural y funcional del aparato locomotor, así como sus posibles modificaciones en función de la actividad o tarea a realizar.


Según lo anterior, es claro que para favorecer entonces una adecuada ATPE, es necesario atender a las acciones que puede realizar la musculatura del centro del cuerpo conocida generalmente como CORE (si quieres saber más sobre este termino, clic aquí). 


Han sido muchos los ejercicios que a lo largo del tiempo se han usado en la Fisioterapia, con diferentes nombres: Williams, McKenzie, Nado en Seco y demás); considerando que a este pequeño Blog lo visitan no solo fisioterapeutas, sino también estudiantes, profesionales de la educación física, entrenadores e inclusive público en general, además de mi "vena" de prevención y promoción de la salud, dejo unos cuantos ejercicios,  ejercicios que  han sido elegidos para preservar a la columna vertebral, mejorar el desafío muscular y mejorar el sistema de control motor para asegurar que la estabilidad columna se mantenga en todas las actividades de la vida diaria y laboral, considerando por supuesto la PBE, es decir, la evidencia más allá de la experiencia.





Primer Ejercicio: reduce la rigidez raquídea y el estrés pasivo, a la vez que facilita la movilidad intervertebral y no produce presión en las articulaciones intervetebrales. Se trata de un ejercicio de movilización, no hay que presionar en las fases finales de la flexo-extensión.

Desde cuadrupedia se alterna una postura de cifosis total (flexión lumbar, dorsal y cervical) y una rectificación de las curvas, acompañada de anteversión pélvica. La distancia entre el apoyo de manos y rodillas no debe ser menor que la longitud entre trocánter mayor y la articulación escápulo-humeral.





Segundo Ejercicio: Las manos o una toalla enrollada se colocan debajo de la columna lumbar para mantener una postura de la columna vertebral neutral. No aplanar la espalda contra el piso. El aplanamiento de la espalda, flexiona la columna lumbar y viola el principio de la columna neutral aumentando las cargas sobre el disco y los ligamentos.Una rodilla está flexionada, pero la otra pierna es recta para bloquear la pelvis-lumbar columna y minimizar la pérdida de una postura lumbar neutro. Alterna la pierna doblada (derecha a izquierda) a medio camino a través de las repeticiones.





Tercer Ejercicio: nuevamente en posición cuadrúpeda, elevar brazo y pierna contraria (haciendo una línea recta con la columna).




Cuarto Ejercicio:  El nivel inicialde este ejercicio implica superar el torso, entre el codo y las rodillas. Una vez que se domina y se tolera, el reto se incrementa en un puente con el codo y los pies. Variaciones avanzadas implican colocar la pierna superior y pie delante de la pierna y el pie , que desafía tanto a las partes anterior y posterior de la pared y los surcos más la estabilización de los patrones que son transferibles a las tareas en posición vertical. 





El mantenimiento de cada ejercicio es de 8 a 10 segundos.








Referencia:
Stuart M. McGill. (2003). "Enhancing Low-back Health through Stabilization Exercise". Cover Story


3 comentarios:

  1. Hola Monica, una pregunta. Actualmente hay mucha "cultura" del trabajo hipopresivo para la activación de transverso. Se dice como indispensable el meter el ombligo para adentro y así activarlo previo a cualquier ejercicio.
    Personalmente (y por autores como McGill) veo innecesario (e inadecuado) esta norma establecida.
    Me gustaría saber tu opinión.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola Jordi... dentro de esa "cultura" lamentablemente hay muchos mitos y muchos errores, y justamente el que comentas de "meter el ombligo" es uno de ellos...por alguna razón algunos instructores toman esta "norma" como parte del ejercicio, pero hablándote desde mi experiencia, yo había leído del método y cuando me tocó aprenderlo con especialistas del área del ejercicio físico y la salud, expertos en el método, nunca fue una premisa el meter el ombligo, ... ¿por qué? tú mismo te respondiste... hacer eso, aumenta la presión de la cavidad abdominal además de lo que esto conlleva en suelo pélvico en las mujeres...y los hipopresivos se caracterizan teóricamente por trabajar de manera refleja la musculatura postural tónica, si metes el ombligo es una contracción voluntaria (durante la ejecución del ejercicio hipopresivo se provoca una contracción
    voluntaria es en los serratos mayores y de los músculos elevadores de la caja torácica).Los hipopresivos no son más que una maniobra secuencial en la que intervienen los momentos respiratorios y el mantenimiento estático de la postura, donde las INSTRUCCIONES son un elemento importante para su ejecución.Los ejercicios hipopresivos,se "fundamentan" en que al ser efectuados en apnea espiratoria y en determinadas
    posturas que adelantan el eje de gravedad, logran una disminución de la actividad tónica del
    diafragma torácico con la consecuente relajación del mismo; El descenso de la presión intraabdominal provoca por vía refleja la tonificación de la faja abdominal, de la musculatura perineal y genera una succión sobre las vísceras pélvicas por el ascenso diafragmático disminuyendo con ello la tensión ligamentosa. Por lo general el ejercicio hipopresivo se resume en: una reeducación respiratoria, una colocación postural favorecedora, continuando con respiraciones lentas y profundas abdomino- diafragmáticas, hasta que se realiza una espiración larga (estimula los centros espiratorios del tronco cerebral e inhibe los inspiratorios ), posteriormente una apnea ESPIRATORIA (quizás aquí está el error de interpretarlo como que hay que pegar el ombligo) para finalmente dirigir una orden a tu cerebro de inspirar pero sin hacerlo, de manera de intentar abrir la parrilla costal.. así que en palabras coloquiales: una cosa es "meter la panza" y otra hacer "hipopresivos". Así que definitivamente según las bases del conocimiento actual: no es correcto eso de meter el ombligo durante la ejecución del ejercicio, porque estaríamos haciendo todo lo contrario!!! a lo que busca un hipopresivo, y eso bien lo explica McGill; Pero a decir verdad es un "método" con mucha tela que cortar en cuanto a a la evidencia científica (efectos, efectividad, etc), pero ese es otro tema... Espero haber aclarado un poco, no es fácil hablar de hipopresivos sin caer en un debate por una cosa u otra, por la poca claridad en "algunos matices" y por las muchas modificaciones que ha pasado de instructor en instructor con sus particularidades y "formación".

    ResponderEliminar
  3. Y bueno, si eres de los que te gusta leer la información de primera mano, con una información más profunda y detallada te recomiendo leer los fundamentos en los que el autor soporta el método y su propuesta de trabajo, en el libro de Marcel Caufriez "Abdominales y periné, mitos y realidades". (Caufriez, 2010)...como también te recuerdo lo que exprese arriba: a la fecha de hoy no se conoce con exactitud las referencias, evidencias que soportan muchos de sus efectos-

    ResponderEliminar