Página dedicada a Fisioterapeutas y Estudiantes del Área.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 11 de marzo de 2011

¿Prescribes ejercicios físicos sin conocimientos de la Biomecánica?: Disco Intervertebral

Ya en una oportunidad anterior, hablé sobre la importancia de conocer la biomecánica de lo que estamos prescribiendo en cuanto a ejercicio se trata, en esa oportunidad la mención la hice con relación a los ejercicios abdominales (leer aquí); siguiendo un poco en la misma tónica, me pareció importante recordar este pequeño detalle que escapa para una parte de los colegas de las viejas escuelas y que se evidencia a la hora de tratar a sus respectivos participantes así como las confusiones que generan en los estudiantes que están bajo su responsabilidad en sus respectivas pasantías, que posteriormente arrastran ese error a lo largo de su desenvolvimiento profesional; sin entrar en la manera en la que basan su prescripción de la carga en las tracciones mecánicas de columna, ya sean cervicales o lumbares. 

Mi idea con esta pequeña entrada, es abrir una ventanita a la reflexión sobre lo que estamos haciendo y sobre todo dar una puerta de entrada a la curiosidad sobre ¿qué de todo es lo que está errado según las bases científicas actuales a la hora de trabajar con la columna?

He aquí, una imagen que dice más que mil palabras sobre el comportamiento del disco ante las fuerzas de distracción y compresión.



¡El disco reacciona cuatro (4) veces mejor a las fuerzas de compresión que a las de distracción!, he aquí la PRUDENCIA recomendada en las eventuales tracciones vertebrales mecánicas y/o eléctricas que a diario usamos a diestra y siniestra muchas veces y algunos ejercicios "terapéuticos" que implican estas fuerzas.

Para aquellas personas que en su día a día tienen una gran población con problemas de columna, les recomiendo dirigirse a la literatura actual, ya que los ejercicios y su efectividad van más allá de un programa de "Williams", de "McKenzie", de "Krauss" de "Klapp" y pare de mencionar otros existentes. Dentro de esa literatura sugiero el libro de Stuart McGill, titulado Low Back Disorders: evidence -Based Prevention  and Rehabilitation. 

4 comentarios:

  1. Muy Buena Mónica, ya que "Lo único constante es el cambio".

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus excelentes palabras, nada más cierto que lo que has dicho. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. hola Monica muchas gracias por este blog, me ha servido de mucha ayuda, felicitaciones y que Dios te siga llenando de conocimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola "Anónimo", por el contrario, gracias a ti por leerme y tomarte unos minutos para dejar tu comentario, palabras que siempre son fuerza para seguir adelante con este pequeño espacio y seguir dedicándole un tiempito a sabiendas de que para alguien es útil. ¡Saludos!. Amén

      Eliminar