Página dedicada a Fisioterapeutas y Estudiantes del Área.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 27 de mayo de 2011

Entrenamiento Muscular Inspiratorio



Hablando hoy con una colega del área de la Fisioterapia Pulmonar, me recordé de una frase que dice que "lo que no se usa se pierde", pues bien el cerebro usa ese mismo mecanismo, lo que no se usa diariamente el cerebro lo olvida para dejar espacio a lo nuevo. Hoy hablando con dicha persona me recordé de ciertas cosas (gracias a Dios no se me habían olvidado todavía) y asociando la conversación con el área en que me formé hace poco con respecto a la actividad física  relacionada con mi maestría, desempolvé un poco los conocimientos y busqué otros nuevos, que comparto aquí, porque sé que es del conocimiento de pocos el uso de los ENTRENADORES RESPIRATORIOS en nuestro día a día, sin embargo, son un gran aliado en nuestra profesión, pues si leemos lo que viene a continuación, veremos que los mismo tienen uso no sólo en la población con problemas respiratorios sino hasta en las personas sanas, en los músicos, en los deportistas y en cualquiera que quiera tener o mantener una buena capacidad aeróbica funcional, tomando en cuenta que se ha demostrado que un sistema respiratorio sin entrenar se limita tan sólo al uso del 64% del consumo máximo de oxígeno durante actividades submáximas (no exigen del 100% de la capacidad funcional como por ejemplo una prueba de esfuerzo máximo).
Si bien cualquier ejercicio físico aumenta o mantiene la aptitud física y la salud en general, a menudo es practicado para fortalecer los músculos, el sistema cardiovascular, y para perfeccionar las aptitudes atléticas. Sin embargo, este no proporciona un estímulo de entrenamiento a los músculos inspiratorios.

Varios estudios indican que hasta los atletas que se encuentran en excelente forma pueden beneficiarse de un mejoramiento superior de los músculos inspiratorios, lo cual proviene del entrenamiento con un dispositivo respiratorio. Eolos proporciona un estímulo único a los músculos inspiratorios, así como a los más pequeños músculos vocales accesorios. Este estímulo no puede ser producido sin imponer una carga externa a la inhalación. Entrenando con un dispositivo respiratorio como Eolos, proporciona más capacidad y resistencia a los músculos respiratorios.



Hay que recordar que Los músculos que trabajan duro durante el ejercicio necesitan más oxígeno, por lo que más sangre se bombea por todo el cuerpo, recogiendo más CO2 de los músculos, para expulsarlo de los pulmones al exhalar, y recogiendo más oxígeno para entregar a los músculos. Cuando la demanda de energía de los músculos respiratorios excede el suministro, la energía almacenada en los músculos se agota y la fuerza de contracción disminuye. La fatiga de los músculos inspiratorios por lo general provoca un aumento de la ventilación respiratoria y por minuto, y a veces puede resultar en una reducción en lugar de un aumento del motor de salida a los músculos respiratorios. La debilidad experimentada puede ser contrarrestada con un entrenamiento respiratorio adecuado.

Los entrenadores de la respiración de segunda generación nacieron en USA a raíz de una serie de estudios científicos realizados por varias universidades sobre los efectos de los dispositivos entrenadores de la respiración, por ejemplo: "Clinical applications of Inspiratory Muscle Training" de la Dra. Allison Mc Connello en marzo de 1992, o "el influyente "Robin Hood for the lungs? A respiratory metaboreflex that 'steals' blood flow from locomotor muscles", del Dr. Douglas R. Seals, department of Kinesiology and applied Physiology, University of Colorado at Boulder, 2001).  A raíz de estos estudios descubrieron que la forma más eficaz de entrenar los músculos involucrados en la respiración era mediante entrenadores de la respiración, de hecho la mera utilización de estos músculos durante cualquier entrenamiento deportivo (por intenso que sea) no es suficiente para su entrenamiento, sólo los utiliza pero no entrena. También se descubrió que el entrenamiento realmente eficaz era el de los músculos inspiratorios (ver " Robin Hood for the lungs." [leer aquí]), en contraposición a lo que se hacía hasta el momento con el entrenamiento casi exclusivo de los músculos espiratorios (hinchado de globos.etc). Algunos de estos entrenadores entrenan ambas acciones en una misma respiración, ya que aparte del entrenamiento inspiratorio, el entrenamiento de los músculos de la espiración es también vital en campos como las artes escénicas, con los instrumentistas de viento o cantantes por ejemplo.
También se descubrió en los estudios mencionados que durante ejercicio intenso, el aporte de sangre (y así el reparto de oxigeno) a las extremidades ejecutantes es inversamente proporcional al trabajo respiratorio. En otras palabras, si la inhalación es más dura por la carga de respiración con una resistencia añadida, el flujo de sangre a la extremidad actuante es menor.
En contraste, si la inhalación es asistida usando un ventilador, el aporte de oxígeno a la extremidad se incrementa. Es mas, el aporte extra de oxígeno a la extremidad se usa para optimizar el máximo poder de dicha extremidad.
Todo esto nos dice que los músculos respiratorios son capaces de robar sangre a los músculos locomotores, y así empeorar la actuación. Eso nos dice que a mejores músculos respiratorios, mejor respuesta general de los músculos.

Uso y sus beneficios de los entrenadores de la respiración: 
Estos entrenadores funcionan por entrenamiento por resistencia, al igual que unas pesas, pero para los músculos involucrados en la respiración. El entrenamiento consiste en largas inspiraciones y espiraciones a través del dispositivo, cada usuario con un nivel de resistencia adecuado a su estado y forma física.



Están diseñados para los ámbitos del deporte, artes escénicas (en especial instrumentistas de viento y cantantes), y afecciones varias de salud, aunque puede encontrar beneficio de su uso prácticamente cualquier persona. Sus efectos mas remarcables son una mejora en la resistencia física (al aumentar la resistencia respiratoria), potencia pulmonar, y bienestar general. Básicamente el entrenador lo que hace es reproducir los efectos de un entrenamiento en altura, pero con la belleza de poder entrenarse en cualquier lugar y en cualquier momento. 


Para este entrenamiento  respiratorio se utilizan las pautas marcadas por los estudios en universidades. Se han descrito beneficios desde los 90 segundos diarios pero lo más aconsejable serían dos sesiones de 5 minutos al día durante las primeras semanas. Un muy buen entrenamiento es de dos sesiones diarias de 10 minutos. Resultados, en dos semanas ya se notan resultados significativos, y en un mes se pueden conseguir prácticamente resultados plenos. 



Algunas conclusiones de estudios científicos basado en lo anterior:




- el entrenamiento respiratorio aumentó significativamente el tiempo de resistencia de los músculos respiratorios  
- los sujetos sometidos a entrenamiento respiratorio habían perdido la sensación de falta de aliento  
- las concentraciones de lactato en la sangre se redujeron durante el ejercicio pos-entrenamiento 
Boutellier et al. 
 “la reducción de la concentración sanguínea de lactato muy probablemente se produjo por una mejor captación del lactato por los músculos respiratorios entrenados.”  
 (1998, Med Sci Sports Exerc 1998, Eur Jour Appl Physiol 1999)  

Varios estudios demuestran que el EMI (entrenamiento muscular inspiratorio) puede mejorar las siguientes condiciones: 
  • Fatiga
  • Enfisema
  • Bronquitis
  • Fibrosis Quística
  • Enfermedades Neuromusculares
  • Apnea del Sueño
  • Asma
  • Bronquiectasia
  • Problemas relacionados con el sistema cardiovascular




En una próxima entrada comentaré sobre el TheraPEP...que es de uso más clínico.
Referencias: 
HARMS, C. A., BABCOCK, M. A., MCCLARAN, S. R., PEGELOW, D. F., NICKELE,
G. A., NELSON, W. B. & DEMPSEY, J. A. (1997). Journal of Applied
Physiology 82, 1573-1583.
HARMS, C. A., WETTER, T. J., MCCLARAN, S. R., PEGELOW, D. F.,
NICKELE, G. A., NELSON, W. B., HANSON, P. & DEMPSEY, J. A.
(1998).Journal of Applied Physiology 85, 609-618. HARMS, C. A.,
WETTER, T. J., ST CROIX, C. M., PEGELOW, D. F. & DEMPSEY, J. A.
(2000).Journal of Applied Physiology 89, 131-138. ROWELL, L. B. (1997).
Clinical and Experimental Pharmacology and Physiology 24, 117-125.
SHEEL, A. W., DERCHAK, P. A. MORGAN, B. J., PEGELOW, D. F., JACQUES,
A. J. & DEMPSEY, J. A. (2001). Journal of Physiology 537, 277-289.
ST CROIX, C., MORGAN, B., WETTER, T. & DEMPSEY, J. (2000). Journal
of Physiology 529, 493-504





5 comentarios:

  1. ufff me parece excelente la info , creo que me veras mas seguido por aqui , un gusto tener blog como estos a la disposicion

    ResponderEliminar
  2. Hola AmazingPro12, muchas gracias por tu comentario!, siempre será un gusto tenerte por aquí, bienvenido. Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola monica espero que estes super bien... te escribo por que tengo pensado hacer un estudio precisamente sobre el entrenamiento de la Musculatura inspiratoria con el uso de dispositivos respiratorios y queria consultarte si tienes por ahi mas documentos al respecto en lo posible en español ... espero que tengas algo me despido atento a tus respuestas gracias :D

    ResponderEliminar
  4. Hola Joel, déjame ver que tengo en español (mucho no creo) pero reviso y lo subo. Saludos!!! :-*

    ResponderEliminar
  5. Hola Joel, por favor envíame tu correo, conseguí un estudio en español, quizás te sirva. Saludos

    ResponderEliminar