Página dedicada a Fisioterapeutas y Estudiantes del Área.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 22 de noviembre de 2010

FUNDAMENTOS de la PRÁCTICA Clínica. (Concientizar el título por favor)











Desde hace tiempo he intentado terminar esta nota, pero ni siquiera sabía como empezarla. El hecho es que en esta oportunidad, reitero lo importante que es SABER antes de HACER., y para ello no encontré otra imagen más alusiva a la situación actual que la que antecede a estas palabras y que fue publicada en el BMJ donde se muestra las diferentes posiciones que podemos tener, en cuanto a las bases de la práctica clínica, ahora tú decides cuál quieres adoptar, tomando en cuenta que la visión actual es la BASADA EN EVIDENCIAS CLÍNICAS. 

En función de las palabras anteriores me remito a lo importante que es conocer las bases del conocimiento clínico y para ello menciono la Pirámide de Miller, que muy explícitamente demuestra lo importante del SABER para luego HACER, sobre todo si nos basamos en que la tendencia actual de Enseñanza está fundamentada en el APRENDIZAJE BASADO EN LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS, que ha contribuido según las investigaciones en ciencias de la salud, de manera significativa al DESARROLLO de los PROCESOS COGNITIVOS utilizados por los profesionales cuando se enfrentan a la práctica clínica.


De esta manera el Aprendizaje Basado en Problemas (ABP) es una estrategia pedagógica fundamentada en el análisis y discusión de problemas clínicos, con el fin de promover el aprendizaje autónomo y el trabajo cooperativo, mediante el abordaje de situaciones ubicadas en contextos de significación real. Esta estrategia incluye de esta manera objetivos que no se logran con la enseñanza tradicional:
  • Desarrollo del pensamiento crítico y el razonamiento clínico.
  • Incremento de las habilidades de aprendizaje autónomo.
  • Fomento de la capacidad de resolución de problemas complejos.
  • Promoción del trabajo colaborativo.
  • Mejoramiento de las habilidades mentales superiores y de las competencias comunicativas.


Uno de los objetivos fundamentales de la educación de los profesionales de la salud debería estar centrado en el desarrollo de las competencias básicas para el pensamiento ... aprender a pensar representa uno de los mayores logros para un ejercicio profesional exitoso. ¿pero cómo lograrlo? cuándo la mayoría piensa sólo en el HACER, en la práctica, quizás sin tener la menor idea científica y sensata de lo que están haciendo, porque la "teoría" no es lo que importa en una carrera " práctica". Tal situación hace que traiga a colisión nuevamente las competencias de un profesional de la salud sea cual sea su profesión!!!! que se expresan en la pirámide de Miller, que por fin presento a continuación, a ver si así terminamos de concientizar lo importante de tener una buena base teórica: 



De acuerdo con la pirámide de Miller hay cuatro niveles de formación por orden de complejidad. En la base de la pirámide están los conocimientos que un profesional necesita saber para desarrollar sus tareas profesionales con eficacia, en el nivel superior estará la capacidad para saber como utilizar estos conocimientos para analizar e interpretar los datos obtenidos. Esta capacidad se define como competencia. No tan solo es preciso conocer o saber como utilizar sino también es necesario demostrar como se utilizan. En otras palabras, es necesario conocer la actuación de un profesional frente a una situación clínica específica, siendo aún más valioso el conocimiento del desempeño del mismo en la práctica laboral.



Lo anterior me lleva a recordar, una anécdota en el Congreso Latinoamericano de Fisioterapia, Bogotá 2006, sino recuerdo mal, en el cual hubo una conferencia donde Margareta Nordin, una de las máximas autoridades mundiales en el campo de la Biomecánica, realizó una presentación. Para los que no lo saben, Nordin es autora del libro Biomecánica Básica del Sistema Musculoesquelético y ex presidenta de la The International Society for the Study of the Lumbar Spine, ISSLS. Volviendo a lo que contaba, recuerdo que la sola presencia de la Sra. Nordin ya era un lujo, pero creo que no todos pensaban lo mismo; durante la presentación de ella, que fue teórica pero espectacularmente interesante, había a mi lado una interferencia de algunas personas bostezando y criticando posteriormente que no les gustó porque todo fue netamente teoría, opinión que pude notar se extendía a una gran mayoría al escuchar los comentarios durante el receso. Esta misma situación, la recuerdo cada vez que he asistido a eventos Nacionales e Internacionales, donde al parecer, la gente va para que le den el resultado más no el cómo llegar a ellos, es decir, si Nordin hubiese sido más práctica y hubiera presentado 200 variaciones de los ejercicios de Williams (siendo los más conocidos y por ello el ejemplo), los asistentes no hubieran parpadeado!!!!; en mi caso particular, desde mi experiencia docente puedo dar el mismo ejemplo, parece ser más importante saber encender y apagar un equipo de agentes físicos que saber qué es, para qué, por qué, cuándo, dónde y luego el cómo!... 


Mi pregunta es ¿por qué la teoría es menos importante (para el común) mientras que la práctica SIN FUNDAMENTOS, es lo mejor que puede haber!?... y como siempre tengo las palabras de Aristóteles en la mente: No basta decir solamente la verdad, más conviene mostrar la causa de la falsedad", creo que basta con dirigir nuestra mirada nuevamente a la pirámide, leer un poco de lo que es la investigación en la educación de las ciencias médicas y darnos cuenta de cuán errados están aquellos que sólo piensan en saber hacer, porque su carrera es "práctica"... todas las carreras médicas son prácticas!!!!! y por ello existen áreas investigativas encargadas de buscar el mejor proceso de enseñanza.aprendizaje, y he aquí lo actual: todo lo que han venido leyendo!!!!!!!!!.. y tomen en cuenta que la materia que facilitaba en las universidades es en gran parte práctica!!!! Agentes Físicos, y con ella aprendí lo importante de primero SABER antes que HACER, así que de alguna manera, escribo esta nota desde mi experiencia pero siempre fundamentada en áreas del conocimiento que proyectan esta visión, por lo que no sólo es mía, sino una visión universal;  para poder aplicar algo hay que saber!!! y responder a una serie de interrogantes antes de aplicar algo, por ello cada cosa tiene sus fundamentos teóricos...así que el orden que garantiza que haces las cosas correctamente es: SABER-HACER-SABER HACER.

Mi preocupación viene, cuando quienes deberían ser ejemplo de todo lo anterior, son todo lo contrario, el alumno se instruye por la imitación y se anima por el ejemplo, pero si el ejemplo es tratar a las personas como clones y nosotros actuar como robots, simplemente hacer siempre lo mismo porque es lo que sabemos hacer, sin pensar... qué esperamos qué hagan los que nos ven? simplemente REPETIR! sin ser críticos-reflexivos porque ni siquiera le enseñamos a eso, sino en copiar y hacer, nunca en discernir qué es lo mejor, cuál técnica es más efectiva en este caso en particular, qué pasa si hago esto y no esto, etc.; simplemente copiando lo que alguien una vez dijo (y peor, sin explicaciones fundamentadas, sino simplemente HACER.

Males de uno consuelo de tontos, leí en Enero en el NewYork Times titulado Treat Me, but No Tricks Please, donde justamente una Participante (pasado=paciente) hacía pública su inquietud, sobre QUÉ DE TODO LO QUE LE PONÍAN REALMENTE FUNCIONA, porque cuándo preguntaba no le respondían y siii, no leyeron mal: New York Time, cuyo artículo seguía con una encuesta a un médico donde ponía a los fisioterapeutas peor de lo que podemos estar; y hacemos algo por solucionar esto?, ciertamente el problema es mundial, pero los niveles en que se presenta son diferentes para cada país, el detalle es: cuál es el nivel en el que estamos?


Mi preocupación aumenta, cuando pienso, SI HOY NO ES LO QUE AYER FUE, Y MAÑANA NO SERÁ LO QUE HOY ES...cómo vamos a avanzar en nuestra profesión si a la mayoría no le importa leer!, actualizarce!, crecer como profesional... y entonces en una oportunidad alguien me respondió: El conocimiento no es para todos, no te preocupes y siéntete afortunada de tener oidos para oír, vista para ver, cerebro para pensar. Cosa a la que me niego!, porque todos tenemos oídos, ojos y cerebros! y una profesión que honrar, unos participantes, usuarios, clientes que confían su salud en nuestras manos! y que curar. Ya no existen excusas para decir que cada quien dice cosas diferentes NO!!!! existen MEDIOS y RECURSOS que juntan sus esfuerzos para que todos tengamos la misma información! para que todo lo que hagamos tenga una evidencia de tal manera que todo lo que hagamos o en su mayoría, sea fundamentado en CIENCIA y lo que sea que usemos o hagamos, sea con SENSATEZ! y con estas palabras me remito, a una entrada que hice en días pasados, reflexionando sobre la IMPORTANCIA DE LA INTUICIÓN que creo complementa lo aquí expresado.


En función de todo lo anterior, creo que es un reflejo y una preocupación universal; el siguiente texto que encontré en el libro Therapeutic Exercise for Musculoskeletal Injuries,(Peggy Houglum; 3ra. ed, 2010) mientras preparaba uno de los talleres, refuerza lo que he intentado manifestar en esta entrada: El terapeuta físico, como profesional de la salud, debe conocer y entender, no solo hacer; dado lo importante de esto, la autora expresa lo siguiente en la primera página de su libro:


Qué, por qué, cuándo, cómo, dónde y quién son preguntas que se formulan frecuentemente en la medicina. Conocer sus respuestas no siempre es fácil o incluso posible. Entenderlas puede ser aún más difícil. Intentar conocer y entender las respuestas, sin embargo, es la meta de los profesionales del cuidado de la salud. "Conocer y entender estos cómo, por qué, cuándo, cómo, dónde y quién del cuidado de la salud define las diferencias entre técnicos y profesionales."


Una cosa es meramente hacer algo y otra es entender por qué se hace algo. Para ser un verdadero profesional del cuidado de la salud, tú no solo debes saber cómo ejecutar las técnicas y destrezas que son parte de la profesión, sino aún más importante, tú debes tener el conocimiento para apreciar por qué una técnica o destreza es utilizada y entender el impacto de su aplicación. El desafío no consiste en poner un peso en un tobillo sino en entender por qué se lo hace, cuándo debe ser hecho y qué impacto tiene esta acción en el cuerpo. En un discurso impartido en 1985, Diane Ravitch* dijo:

 "La persona que sabe 'cómo' siempre tendrá un trabajo. La persona que sabe 'por qué' siempre será su jefe". El técnico sabe cómo; el profesional del cuidado de la salud sabe por qué. Un técnico puede aplicar la técnica, pero un profesional conoce, aprecia, entiende la técnica y la aplica"
Ya creo que con lo anterior, ha debido de quedar claro, cual es la visión universal de lo que somos y lo que hacemos, más allá de un TÍTULO.


El conocimiento que existe en el campo de la terapia física es vasto, aunque encontrarlo es cada vez más fácil, conocerlo y entenderlo puede ser difícil,  pero es algo en lo que todo profesional debe empeñarse!!!!... más hablamos de nuevos progresos académicos, titulaciones y nuevas generaciones de PROFESIONALES.


Ya para culminar, dejo esta pregunta:

Si en alguna oportunidad, tuvieses que escoger entre una exposición rigurosa, lógica, sustentada, y algo que te llega sin saber de dónde se originó y cuántas modificaciones pudo atravesar en el camino, del boca en boca ¿tú qué acoges?




Espero esto llame a la reflexión de muchos y empecemos a ser parte de la solución y no del problema.


Éxitos ;-)








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada